1 abr. 2010

Ese cielo oscuro

Ese cielo oscuro, lleno de nubes que indicaban la cercanía de una fuerte lluvia, ese cielo tormentoso que le encantaba mirar a través de su ventana, que le recordaba la tarde en que él se alejó y la dejó sola, sin saber qué hacer, para donde ir, qué camino tomar. Esa tarde que maldecía cada día de su vida y que quisiera borrar para que las cosas no hubieran cambiado y continuara todo como antes, como cuando desayunaban en la cama y se reían a carcajadas, como cuando se miraban a los ojos y sabían lo que pensaban; tenían esa conexión que nadie más tendría, eran tan parecidos, tan cómplices, ¿por qué la había dejado entonces?, ¿qué hizo ella que lo molestara tanto? Sus ojos se llenaban de lágrimas y nublaban su vista, no podía evitarlo, escondida en su cuarto lloraba para que nadie más lo notara, para que nadie supiera que lo extrañaba, que ella era débil sin él, que no quería continuar si no estaban juntos.

Aquella tarde sin decir nada él empacó sus pertenencias en dos viejas maletas y antes de salir volteó solo un segundo para mirarla y besarla en la frente, ella no supo qué decir, solo sabía que no volvería a verlo, que quedaría en sus recuerdos, esos que poco a poco se borrarían de su mente con el tiempo. Maldito tiempo. Tenía sus fotos, pero para qué servían si ellas no podrían hablarle, no podrían aconsejarle como él lo hacía. Entre tanta confusión solo atinó a cerrar sus puños, sentía rabia, desilusión y quería gritarle a la que sentía era la culpable de que él la abandonara, pero lo único que pudo atinar fue a voltear y mirarla con sus ojos tristes, esa mujer lo había alejado de ella, no se lo perdonaría nunca, pero ella era tan pequeña en ese momento, tan inofensiva, que se fue a su cuarto sola a llorar, ese lugar lleno de los juguetes que él le compró durante su corta vida juntos, cada uno se lo recordaba, y esos recuerdos no permitían que pudiera parar de llorar. Entre tantas lágrimas y reproches a su madre, nunca se dio cuenta que esta también sufría, que tampoco quería que él las dejara y que había hecho todo lo posible para que su padre jamás las abandonara, como lo acababa de hacer bajo ese cielo oscuro.

video

2 comentarios:

Luis Fernando dijo...

Muy bien Vivian, te felicito!
Un abrazo.
LF

Vivian Gil-Ro dijo...

Gracias Fer por leerme.

Publicar un comentario

 
VIDEOS Y CUENTOS. Design by Exotic Mommie. Illustraion By DaPino